TERAPÉUTICA DE MÍNIMA INTERVENCIÓN

Odontología Mínimamente Invasiva

Es una filosofía de trabajo. Se fundamenta en algo evidente: no hay nada mejor que el diente natural, que una encía sana; por eso hay que tratar de mantenerlos toda la vida

Desde esta perspectiva, el dentista debe, por un lado, ayudar al paciente a prevenir la enfermedad y, en el caso de que aparezca, diagnosticarla precozmente y tratarla de la manera más conservadora posible. Nuestro objetivo debe ser mantener la boca sana, libre de enfermedad.

En nuestra clínica adiestramos a nuestros pacientes en los cuidados de sus dientes y encías. Dentista-paciente deben trabajar en equipo para conseguir este objetivo. Y funciona!! Tenemos pacientes que durante años no han necesitado un solo tratamiento: solo sus cuidados diarios y visitas periódicas de control y limpieza bucal han sido suficientes para mantener su boca sana durante años. En caso necesario, el tratamiento debe ser el más conservador posible. (ver caso)

Medicina Estética Mínimamente Invasiva

Tu belleza comienza en tu piel.  Una piel bonita y cuidada refleja salud, vitalidad, equilibrio; por eso, lo primero que hay que hacer es cuidar tu piel. Lo merece.

Las técnicas de medicina estética mínimamente invasiva son procedimientos alternativos a la cirugía estética facial o corporal que permiten obtener correcciones de pequeñas imperfecciones a nivel de rostro o cuerpo, con la ventaja de precisar de periodos de recuperación muy cortos ya que producen un mínimo traumatismo.

Los resultados son extremadamente naturales y permiten un rejuvenecimiento que respeta los rasgos personales y la expresividad del paciente.

 

TRATAMIENTO INDIVIDUALIZADO

“Cada paciente es único. Sólo un análisis detallado permite determinar qué opción entre las disponibles es la que mejor se adapta a cada paciente”

Tanto en Estética Dental como en Medicina Estética cada caso es diferente, cada paciente único; por eso, las soluciones deben ser individualizadas. Planificar una sonrisa bonita, un adecuado plan de tratamiento, exige analizar las circunstancias funcionales de la boca, los problemas de salud, la edad, las expectativas, las circunstancias personales del paciente; conseguir que un rostro vuelva a estar equilibrado, recuperar su armonía o mejorar las proporciones corporales solo se consigue si se consideran todos aquellos factores que hacen que cada persona sea única. Pero, no sólo eso: también hay que establecer las pautas adecuadas para, una vez realizado el tratamiento, mantener los resultados y el estado de salud y bienestar durante años.

Por eso, en nuestra clínica utilizamos técnicas avanzadas de diagnóstico personalizado como el Digital Smile Design.

 

LA NATURALIDAD COMO OBJETIVO

No queremos cambiarte, queremos mejorar tu rostro, tu sonrisa, manteniendo la personalidad de tus rasgos.

Nada de artificios. Apostamos por la naturalidad y la sencillez. Menos es más. Tras el tratamiento, serás una versión mejorada de ti mismo; te verás mejor, pero sin que sea apreciable lo que ha cambiado.

Resultados naturales e integrados en el rostro del paciente solo se consiguen con una adecuada selección de técnicas de tratamiento así como de los materiales utilizados para realizarlas. Tanto en Medicina como en Odontología Estética se impone el imitar lo que la naturaleza ha diseñado de forma magistral. Por tanto, los materiales que empleamos son biomiméticos, altamente biocompatibles y respetuosos con los tejidos naturales humanos. Solo así conseguiremos resultados óptimos tanto al reponer volúmenes faciales perdidos o el tejido dental que haya sufrido algún proceso destructivo.